En el Parque San Carlos se encontró un fósil de más de 80 mil años

Hace un año atrás personal del Parque San Carlos había encontrado un ejemplar enterrado de lo que podría ser un fósil vegetal a la vera del camino al Castillo.
Cuando se informó a la Dirección del Parque, esta se comunicó de inmediato con la entonces directora del Museo de Antropología y Ciencias Naturales Cristina Vasallo de Cettour, quien a su vez pudo contactarse con cuatro científicos del CONICET.
En la Tarde de ayer la Dra. Soledad Ramos (Bióloga e investigadora de CONICET en la ciudad de Diamante, Entre Ríos); la Dra. Daniela Kröhling- Geóloga e investigadora de CONICET-Universidad Nacional del Litoral – Santa Fe) y el Lic. Tomas Navarro (Lic. en Ciencias Naturales, Becario del CONICET- Centro de Inv. De la Plata) conjuntamente con personal del Parque San Carlos, de la Subsecretaria de Obras Publicas de la Municipalidad de Concordia, y personal de la Seguridad Ciudadana pudieron realizar la extracción del mencionada pieza.
Se trata de una planta fósil de hábito arbóreo hallado en la formación geológica denominada “El Palmar” siendo una unidad depositada por el río Uruguay en el Pleistoceno Superior. Sus medidas son de 1,30 de largo por 55 cm de diámetro.
La edad absoluta de dicha formación geológica es de 80.000 años antes del presente. Aunque otra datación de la formación “El Palmar” dio una edad de 173.000 años desde el presente por lo que la pieza hallada en la tarde de ayer podría ser aún más antigua.
Los antecedentes geológicos y paleo botánicos generados por Kröhling y Ramos indican condiciones ambientales cálidas y húmedas (Tropicales o Subtropicales)
A Partir de su alto estado de preservación y con visibilidad de la corteza se deduce que es un espécimen autóctono y prontamente se sabrá específicamente, a través de las muestras extraídas, de que especie arbórea se trata.
Es necesario aclarar que para que el proceso de fosilización o petrificación pueda darse, deben ocurrir condiciones excepcionales para que esto suceda en el ambiente, en la humedad, en el hierro y cilicio de la tierra.
Es decir un verdadero milagro de la naturaleza ocurrido a lo largo de miles de años, un verdadero Patrimonio Natural que debemos seguir cuidando y protegiendo. Prof. Paulo D. Tisocco Director del Parque San Carlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *