Concientizar y generar mejores hábitos, los programas “Sonrisas Cuidadas” y “Corazones Saludables” se encuentran en diferentes barrios

En el marco de las políticas de fortalecimiento de las redes de atención primaria de la salud que lleva adelante la Municipalidad de Concordia, continúan adelante las charlas y talleres en los barrios para difundir valores y hábitos vinculados a la buena alimentación y el cuidado de la higiene dental. 

“El programa “Sonrisas Cuidadas” se implementa en los Centros de Desarrollo Infantil y en cada uno de los barrios concordienses, en articulación con la Secretaría de Salud y con el objetivo de concientizar a los niños y niñas sobre la importancia del cuidado de la salud dental”, detalló el secretario de Desarrollo Social, Fernando Barboza. 

“Estuvimos trabajando en la zona oeste de la ciudad, con actividades en el CIC Néstor Kirchner y Casa del Bicentenario. Ampliando la llegada de estos talleres a más niños y familias, como nos encomendó el intendente Enrique Cresto”, agregó el funcionario. 

“Lo que hacen las profesionales y colaboradoras a cargo de esta tarea es un taller con los niños y niñas, con actividades que promueven la participación de los más pequeños y sus familias. Después, se les entregan cepillos y pasta dental, para que practiquen en casa todo lo trabajado en el taller”, detalló Barboza. 

Con el mismo propósito de concientizar y generar mejores hábitos, las secretarías de Desarrollo Social y Salud coordinan la implementación del programa “Corazones Saludables”, orientado específicamente a mejorar la calidad alimentaria en los espacios comunitarios. 

“La licenciada Julieta Negri viene recorriendo los merenderos y comedores, con una muy buena recepción de la gente que trabaja y concurre a estos lugares y un gran trabajo del equipo de Desarrollo Social”, indicó el secretario municipal de Salud, Mauro García. 


“En las charlas se trabaja sobre alimentación saludable, elaboración y manipulación de alimentos, fundamentos nutricionales, higiene y otros aspectos”, detalló el médico. “Los contenidos se adecúan a cada situación y priorizamos siempre la oportunidad de difundir en las familias los métodos y prácticas que más contribuyen a generar una mejor calidad alimentaria, porque eso hace también al fortalecimiento de la salud y la calidad de vida” concluyó el profesional.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *