Chukulengo y Crocante Dos payasos de gran corazón.

A veces hay acciones que pasan desapercibidas en nuestras vidas, para uno, niño, no.
Es así que en cada barrio donde llegan los niños los recordaran por el resto de sus vidas.
Estuvieron en el ex barrio «El Mondongo» un lugar casi olvidado de Benito Legerén, llegaron para quedarse para siempre en el corazón de los pequeños traviesos de esos hogares donde sus padres luchan dia a dia para darles lo mejor.
Alli estuvieron y en otro barrio dejaron su huella imborrable y una carcajada a más de un chico o grande que quizás sonrrieron después de mucho tiempo de no haberlo hecho.
Se viene el mes del niño y ellos lo saben, Chuku y Crocante ya lo saben, y los niños también. Y con la colaboración del equipo de la Municipalidad de Concordia con todo su Gran Equipo harán felices a muchos de esos chicos con algún premio, se sortean 400 bicicletas y mas regalos, pero por sobretodo fijarán en cada alma de nuestros peques esa sonrisa que purifica almas.
Gracias Chuku y Crocante!!!
Porque sonreir es la más linda expresión de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.