Masacre en Buenos Aires: Las víctimas son sus hijos, su ex mujer y otro hombre

Se trata de una niña de dos años, su hermano de 12, su madre, de 35, y un hombre de unos 60 años, cuya relación con las víctimas no se había determinado. El sujeto de 37 años dejó un escrito y audios en los que explica sus razones.

Un hombre, sobre el cual pesaba una medida de restricción por haber sido denunciado por abuso sexual, asesinó a tiros esta mañana a cuatro personas, entre ellas su ex mujer y sus dos hijos, para luego suicidarse en una vivienda del distrito bonaerense de Colón.
Mató a su mujer, a los tres hijos y se suicidó: Tenía restricción por denuncia
El trágico episodio se produjo en una vivienda situada en 54, entre 25 y 26, según confirmó el secretario de Seguridad de ese partido situado en el norte bonaerense, Marcelo Battaglia.
Battaglia confirmó que existía una medida de restricción para el asesino y que una fiscal había pedido su detención.

Dos hijos, la ex pareja y un hombre
Según indicaron voceros policiales, el múltiple homicida, de 37 años, había sido denunciado por un presunto abuso sexual cometido contra su hija, una niña de dos años, que estaba entre víctimas fatales de la agresión.
Además de la nena fue ultimado su hermano, de 12 años, su madre, de 35, y un hombre de unos 60, cuya relación con las dos víctimas no se había determinado.

De acuerdo con las primeras informaciones, fue el mismo homicida el que avisó a la Policía que había cometido los asesinatos por motivos familiares.
Cuando efectivos de la comisaría local acudieron al lugar se encontraron con los cinco cuerpos, incluyendo el del denunciante, con distintas heridas de bala.

Dejó un escrito
El hombre dejó un escrito y audios en los que intenta explicar las razones que lo llevaron a cometer la masacre y posterior suicidio.
Según se supo, a partir de la denuncia por abuso sexual contra la menor, se le había determinado una restricción perimetral de la que había sido notificado el lunes pasado.
En el escalofriante caso tomó intervención la fiscal M- Magdalena Brant, que depende del Departamento Judicial de Pergamino.
Masacre a la madrugada
Leonardo Andrés Ayala no podía acercarse a su casa. Su mujer lo había denunciado por abusar sexualmente de su propia hija y la Justicia dispuso una restricción perimetral. Sin embargo, esta madrugada violó la medida y desató una masacre.
Él mismo llamó después a la policía pero, cuando los efectivos llegaron, encontraron una escena sangrienta y cinco cuerpos, en lugar de cuatro. Ayala se pegó un tiro dentro de la vivienda y murió en el lugar, junto a toda su familia.
La tragedia impactó fuerte en el pueblo, de no más de 30 mil habitantes. “No se dan estas situaciones acá”, sostuvo en TN Marcelo Bataglia, Secretario de Seguridad de Colón. Es por eso que la mujer, a pesar de que había denunciado a su expareja, no tenía un botón antipánico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.