Es gratificante ver cuando el esfuerzo da sus frutos

Mónica María Mainez es la docente Concordiense que obtuvo el premio al maestro “Manuel Antequeda”, maestra de nivel inicial impulsa un proyecto de huertas en los domicilios de los alumnos y sus familias para que puedan consumir hortalizas y verduras.
Mónica residió durante 25 años en Buenos Aires y tuvo su jardín de infantes a los 50 años regresó a nuestra ciudad, se inscribió para trabajar y comenzó su labor donde “empecé a entender los problemas de nutrición infantil y la necesidad de hacer”, dice con humildad.
“En el barrio Pierrestegui iniciamos la experiencia de preparar la comida con lo que los chicos producían, después trabaje en el barrio Capricornio y junto a Mariana Acosta una docente muy comprometida y empecé a formar parte de “Luz del Ibirá” una ONG que trabaja por el medioambiente”.
Su trabajo en el barrio El Silencio le permitió entender la vida de las personas de ese lugar y los problemas de nutrición de sus alumnos algunos de ellos trabajaban en la recolección informal de residuos. La inquietud de transformar realidades la llevo hasta el INTA para desarrollar el proyecto de las huertas que consistía en concurrir casa por casa haciendo huertas para los nenes y sus familias.
El trabajo en el jardín “De Corazón” que se convierte en un centro materno-infantil la llevo después a realizar la primera huerta y para sorpresa tuvieron buena producción de las semillas del INTA, esto fue el disparador para trasladar la idea a los hogares de los chicos y a involucrar a sus padres .Para ello realizaron una labor integral con talleres de capacitación y concientización, explicó.
“Después llegó el entusiasmo de los padres para realizar un trabajo de mucho esfuerzo y se iniciaron los talleres, algunos no tenían idea los chicos por ejemplo sacaban un rabanito le daban un mordisco y lo volvían a enterrar , por eso empezamos a enseñar a alimentarse desde la huerta”.
La experiencia dio sus frutos y hoy en día hay varias familias que consumen lo que producen “hay que trabajar mucho así como es gratificante hay que esforzarse pero es maravilloso cuando el esfuerzo da sus frutos”.
Por tanto esfuerzo en lo personal fue distinguida como la docente del departamento Concordia para recibir el premio “Manuel Antequeda” que la tomó por sorpresa. “Mucho no entendía lo que representaba este premio, nosotros también tenemos el proyecto del jardín Eco-Granja Oipikhué, que se encuadra en un trabajo comunitario por el cuidado del ambiente mediante el espacio de una granja y tenemos la idea de invitar a todas las escuelas a participar para sostener nuestro jardín que está ubicado en un punto estratégico entre la entrada al basural y Colonia Roca, cercano a Camba Pasó y el barrio Fátima”. Así como en la huerta su tesón y sacrificio fueron reconocidos y Mónica es un ejemplo a seguir.

Sobre el premio Manuel Antequeda
En la provincia este premio valora la trayectoria de los educadores de cada uno de los departamentos evaluando criterios referidos a la trayectoria del docente en actividad, el desempeño frente a los alumnos, el reconocimiento de la comunidad educativa, el reconocimiento académico y compromiso con la escuela.
El nombre de Manuel Antequeda se eligió en conmemoración a quien fuera, entre otras cosas, el impulsor de la formación de maestros rurales. Llevó la educación a todo el territorio impulsando un modelo educativo respetuoso e integrador de las diferencias, creó escuelas flotantes para los niños de islas y edificios escolares donde sólo había monte nativo. En el período de 12 años de labor creó 200 escuelas e hizo construir 150, levantándolas en edificios adecuados para sus fines específicos en cuya construcción se tuvieron en cuenta, por primera vez en el país, las más modernas concepciones de higiene y arquitectura escolar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.