Comenzó en Paraná un nuevo juicio contra genocidas

Este lunes 16 de abril comenzaron a desarrollarse las audiencias públicas de la causa Área Paraná II, un nuevo juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en Entre Ríos, por la dictadura cívico militar. En el Juzgado Federal de Paraná, donde se tramita la causa, AGMER estuvo presente junto a otras organizaciones para acompañar a sobrevivientes, víctimas, familiares y testigos en una jornada tan transcendente. Estuvimos presentes porque nuestro sindicato mantiene firme su compromiso con los Derechos Humanos; y porque no hay marcha atrás en el camino de la Memoria, la Verdad y la Justicia por el que nuestro pueblo eligió transitar.

En la causa se juzga a ocho imputados por los delitos de privaciones ilegítimas de libertad, tormentos, vejaciones, apremios ilegales y severidades, cometidos en perjuicio de 20 víctimas, durante la última dictadura cívico-militar en la provincia.

Entre los hechos que se investigan se encuentra el homicidio calificado del concordiense Jorge Emilio Papetti, quien permanece desaparecido.

Son ocho los procesados, entre los que se encuentran Naldo Miguel Dasso, José Anselmo Appelhans y Gonzalo López Belsué, acusados por secuestro, torturas y desaparición del militante Jorge Emilio Papetti. También están detenidos Jorge Humberto Appiani, Alberto Rivas, Rosa Susana Bidinost y el médico Hugo Mario Moyano. Por su parte, el ex militar Guillermo Quintana está procesado pero fue excarcelado.

Quién fue Jorge Papetti

Jorge Emilio Papetti nació el 27 de abril de 1953 en Concordia. Junto a sus padres Margarita Elena Alegre y Andrés Emilio Papetti, y su hermana María Ema, vivió frente al parque Ferré, lugar de encuentro de los chicos del barrio, de interminables juegos al aire libre.

Los primeros grados los cursó en la escuela Nº10 Benito Garat y luego concurrió al colegio Capuchinos, donde terminó los estudios primarios. En la escuela Comercio Nº1 Profesor Gerardo Victorín hizo la secundaria.

En 1971, Jorge ingresó en la carrera de Geología en la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la Universidad Nacional de La Plata. Por su buen desempeño en el aula y su pasión por la ciencia, hacia el segundo año de cursado fue ayudante de clases prácticas.

El retorno a Concordia fue para cumplir el Servicio Militar Obligatorio en el Regimiento de Caballería de Tiradores Blindados 6 Blandengues, donde el 16 de marzo de 1977 mientras estaba de guardia, fue detenido. Faltaba apenas un mes para que le dieran la baja. Iba a ser reconocido como el mejor dragoneante. Desde entonces, permanece desaparecido. (Del libro No son solo memoria. Historia de detenidos-desaparecidos de Concordia)

José Manuel Balcala

Sec. de Prensa

AGMER CDC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.