Buscan con un helicóptero y perros al empresario desaparecido en Gualeguay

Omar Benvenutto fue visto por última vez el viernes.
La camioneta fue encontrada a 11 kilómetros de Gualeguay.
La planta de Inprocil, en avenida Illia en Gualeguay.
Omar Benvenutto, un empresario de 67 años oriundo de la ciudad de Gualeguay, es buscado por la policía. Fue visto por última vez el viernes, cuando supuestamente se dirigía a una reunión en la localidad de Mansilla. Su camioneta apareció estacionada en la banquina en la ruta 12, a 11 kilómetros de Gualeguay, donde se desplegó un importante operativo. Este domingo se radicó una denuncia e interviene la Justicia gualeya, según pudo confirmar ANÁLISIS DIGITAL. El hombre es dueño de una fábrica de tubos de GNC, una de las empresas más importantes de la zona. Este domingo se inició un operativo de búsqueda con canes y un helicóptero.
Benvenutto, propietario de la firma Inprocil (Industria Productora de Cilindros), fue visto por última vez el viernes. Supuestamente, se dirigía desde Gualeguay a Mansilla donde tenía una reunión, pero decidió volverse. Según la denuncia, al último contacto lo estableció con un familiar ese día a las 18.30. Le informó que iba a Mansilla a una reunión relacionada con un comodato de un galpón.

La camioneta Toyota fue hallada estacionada en la banquina en la mano que va para Gualeguay, entre esa ciudad y la localidad de Galarza. Es a 11 kilómetros de Gualeguay, a la altura de un estacionamiento denominado La Garibaldina, conocido en la zona. Llamó la atención de los investigadores que el vehículo se encuentra cerrado con llave y que adentro fue hallado el teléfono celular del hombre buscado. La pick up no presenta signos de violencia ni daños.

Este domingo la familia radicó una denuncia que derivó en la intervención de la jueza de Garantías Alejandra Gómez y del fiscal Ignacio Telenta. Según trascendió, los funcionarios judiciales tenían previsto proceder al secuestro del vehículo para su posterior peritaje y, a la vez, libraron distintos oficios e iniciaron investigaciones tendientes a determinar las comunicaciones que mantuvo Benvenutto.

El expediente fue caratulado de momento como “averiguación de paradero” y Telenta se constituyó en los Tribunales locales para recepcionar testimonios de familiares y allegados a Benvenutto. También se conoció que se requirieron informes a la firma prestadora de telefonía celular a la que el empresario estaba abonado.

Según pudo determinar este medio, el jefe de la Departamental de Policía de Gualeguay, Marcos Schmunck, dispuso la utilización de canes y de un helicóptero de la fuerza en el dispositivo de búsqueda.

En la denuncia, los familiares indicaron que el sábado por la noche, como el celular de Benvenutto daba apagado, su hijo Gonzalo Benevnutto y su yerno Jorge Sandrini lo buscaron en la casa de su madre y preguntaron por él en una estación de servicio de la zona donde el hombre suele desayunar. También se pusieron en contacto con amigos y allegados, todo sin resultado positivo.

Por la noche, desde el sistema de seguridad de la empresa les mandaron “mensajes tirando datos erróneos” , según consta en la presentación policial. Se comunicaron con dos empleados que les dijeron que “no lo habían visto al señor Benvenutto”. Por un peón del haras La Garibaldina, la familia tomó conocimiento de que el sábado a las 7.30 fue visto un automóvil ingresando hasta el segundo molino del campo, pero que luego se retiró con sentido a Mansilla.

La empresa Inprocil, con una planta en Gualeguay y otra en Caseros, en la provincia de Buenos Aires, es una de las pocas firmas del país dedicada a la fabricación de tubos de GNC y a la provisión de plantas llave en mano para la producción de cilindros de acero. En la planta ubicada en avenida Illia, en Gualeguay, se emplea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.